“Death is not the end but only a transition”

«Ahora, he aquí el signo de la tierra que se disuelve en el agua, el agua en el fuego, el fuego en el aire, el aire en la conciencia…».

Así recita el Bardo Thodol o “Libro tibetano de los muertos” que describe el camino que recorre nuestra conciencia (llámala alma, poco me importa) cuando morimos, paso por paso, hasta fundirse para siempre con el silencio o volver a la Tierra reencarnándose en otro ser.

Escribía Mozart a su padre, enfermo y a punto de morir: ”¡Ahora, sin embargo, sé que está usted realmente enfermo! Sin duda no necesito decirle con cuánta ansiedad espero Noticias Tranquilizadoras(…) aunque me he acostumbrado a imaginarme lo peor, ya que la muerte, mirándola bien, es el verdadero Objetivo Final de nuestra vida, y por eso desde hace unos años me he familiarizado tanto con esa amiga buena y verdadera del hombre(….)Y doy gracias a Dios que me ha concedido la felicidad de tener ocasión – usted ya me comprende -(esta es una alusión masónica) de conocerla como la llave de nuestra verdadera felicidad. Nunca me acuesto sin pensar que quizá, por joven que yo sea, no veré el día siguiente, y nadie de todos los que me conocen podrá decir que fui un malhumorado o triste en mi trato” (Carta del 4 de Abril de 1787).

Hace unos años estaba obsesionado con encontrar la manera de vivir para siempre, en un sentido literal. La posibilidad de alargar la vida en este cuerpo o de transferir la conciencia a otros envoltorios físicos eran temas que me preocupaban. Me leí “Aferrados a la vida“, un libro de Jonathan Wilder sobre el estado del arte de la ciencia para alcanzar la inmortalidad en Tierra, con real preocupación. Era la época de mi anterior proyecto musical, “El octavo árbol”, y creo que algo de eso se percibe en el disco, “Ella soy yo”.

Me he topado con muchos puntos de vista totalmente distintos sobre la muerte, igual que sobre el momento antes del nacimiento. Desde siempre el ser humano ha intentado comprender de donde viene y a donde va. Hay ideas con las que nos sentimos más afines, quién sabe la razón. Musicalmente hay dos discos que se han insinuado y transformado mi forma de sentir este tema: “Metropolis Part 2 Scenes from a Memory” de Dream Theater, épico y progresivo, y “Apriti Sesamo” de Franco Battiato.

Metropolis Part 2 Scenes from a Memory

Se publicó hace casi 20 años, lo escuchaba una vez al día, de principio a fin, letras en mano, cantando los solos y los breaks de batería con mis compañeros de Erasmus. Las canciones cuentan la historia de Nicholas,  una persona que no encuentra la paz. En el primer tema acude a una sesión de hipnosis y se sumerge en sí mismo, hasta descubrir que comparte su conciencia con la de una chica, Victoria, que murió asesinada.

El mensaje de la siguiente canción, una de las más “amables” del disco, es que la muerte no es el fin, sino solamente una transición (tiene subtitulos en castellano).

Dream Theater milagrosamente pasó por Donostia en la gira de presentación y fuimos a verlos, el 16 de abril del 2000, en el Velódromo de Anoeta. Dos horas con la boca abierta, en primera fila.. John Petrucci, a pocos metros de mi, a veces me miraba en plan: “tío! despierta!!”.

Apriti sesamo

Apriti sesamo es un disco increíble. La canción “Testamento” es la que más directamente trata el tema de la muerte, aunque todo el disco, y en general toda la obra de Battiato, abre puertas a la trascendencia. “Noi non siamo mai morti e non siamo mai nati” (nunca hemos muerto y nunca hemos nacido) dice el estribillo de “Testamento”. Y es también la frase con la que Battiato abre su libro/documental “Attraversando il Bardo” che retoma el Bardo Thodol en una serie de entrevistas con místicos de varias tradiciones.

Minimal, el animal inmortal

En el giro de 3 meses mi padre nos ha dejado y ha nacido mi hijo. Por muy poco no se han cruzado en esta realidad y nadie sabe si lo han hecho en otras. Estuve con mi padre hasta el final y con mi hijo hasta que nació. No llegué a tener ninguna sensación trascendental, ninguna seguridad o experiencia sobre el fin o la continuidad de la existencia. Pero sí me di cuenta de que ya no me preocupa morir como me pasaba antes y de que el objetivo real de la vida no es visible en el día a día, pero se aprecia de forma muy poderosa en sus extremos.

Una de las canciones de mi nuevo disco Mystic Pop trata este tema desde un punto de vista extrañamente cercano al “Libro tibetano de los muertos”, seguro que cuando la escribí tenía en la cabeza la idea de la reencarnación. Fue una tarde muy loca, estaba con mi amiga Laura (responsable de la foto de portada del disco) y estuvimos desvariando sin sacar conscientemente el tema. Voy a dedicársela a mi papá y a mi hijo en forma de vídeo. La toma de sonido, en directo y sin manipulaciones, acabó también en el disco, track 7. Minimal, el animal inmortal:

Audio grabado y producido por Unai Mimenza en Tio Pete Estudio
Vídeo: Iker Villa, Sergio Marcos, Aiora Ponce – (taom.eus)

Compartir en:

Crazyminds estrena el videoclip de “Minimal”, el animal inmortal

Crazyminds estrena mi nuevo videoclip! Dedicado a mi padre y a mi hijo: Minimal, el animal inmortal.. CLIC 👇

Audio grabado y producido por Unai Mimenza en Tio Pete Estudio. Vídeo: @Biltxo, Sergio Marcos Fotógrafo, Aiora Ponce – (TAOM). Gracias a Laura Miner 🍄, Juan Carlos Unsain 📷 y MusicHunters 🍻

Compartir en:

Video del concierto de presentación de Mystic Pop

Este es el vídeo del concierto de presentación de “Mystic Pop”. Grabado el 16 de junio de 2018  en la sala Kluba de San Sebastián y realizado por Kepa Ugarte 🎇

CRÉDITOS:
Batería: Andoni Etxebeste
Bajo: Jon Sánchez
Violines: Txabeli Sierra, Andrea Duca, Amaia Gutiérrez
Teclado: Jon Goenaga
Bailarina: Garazi Egiguren
Técnico: Peio Gorrotxategi
Vídeo: Kepa Ugarte

LETRA DE “El unificador”:

quién creó las fronteras
quién separa las monedas
el unificador contempla
quién creyó ser distinto
quién defiende lo que es suyo
el unificador contempla
el unificador se eleva
y todo se vuelve adyacente
nadie es más importante
que tu y yo
quién controla la gente
nunca tiene suficiente
el unificador contempla
quién te asusta y te miente
quién te aparta del presente
el unificador contempla
el unificador se eleva
y todo se vuelve adyacente
nadie es más importante
que tu y yo

Compartir en:

Ingeniería celestial..

Ingeniería celestial.. podría ser un planteamiento creacionista, yo escuché la expresión en un documental de Stephen Hawking sobre la formación de las estrellas. Sin embargo acabo de descubrir que también es un propósito, el de lxs transhumanistas, que quieren eliminar las bases biológicas del sufrimiento en todos los seres sensibles.

Este movimiento se dedica a investigar y difundir tecnologías que permitan al ser humano trascender a un estado libre del dolor, un estado celestial, por así decirlo. Totalmente de acuerdo con la causa, aunque genera debate el camino que proponen para alcanzar este objetivo: re-escribir el genoma de los vertebrados, rediseñar el ecosistema global y proporcionar bienestar genéticamente pre-programado.

De hecho, lxs mismxs transhumanistas se dan cuenta de  que “los más grandes obstáculos a la ingeniería celestial son ideológicos, no técnicos [..] ganar mentes y corazones puede desempeñar un papel fundamental en la promoción de un mundo libre de crueldad”.

El principal impulsor del movimiento es David Pearce, filósofo, co-fundador de la World Transhumanist Association, englobada ahora en Humanity+, Inc.. Pearce y sus colaboradorxs mantienen una serie de páginas Web que sustentan lo que él llama el “imperativo hedonista”, una obligación moral de trabajar hacia la abolición del sufrimiento en los seres sintientes.

El imperativo hedonista

En este mini documental, titulado precisamente “Hedonistic imperative” podéis escuchar a Pierce contando los pilares del movimiento. Personaje majo, discurso revolucionario y sugerente:

Sugerente.. es poco: la moral establecida se tambalea (lo cual suele ser bueno) ante una gente que quiere ir más allá de la evolución Darwiniana basada en la selección natural de mutaciones aleatorias.

Un mundo feliz

“Un mundo feliz” de Huxley ha calado hondo en muchxs de nosotrxs. Tengo que volver a leérmelo, pero jamás se me ha olvidado esa idea a la vez terrible y admirable de romper los vínculos de la familia para que todos seamos igual de importantes. En su momento me pareció una clave para que todos nos quisiéramos más, partiendo del presupuesto de que solemos dar prioridad a la supervivencia de nuestros seres queridos sobre la de los demás.

O el soma! La droga de la felicidad, otro de los planteamientos compartido de la ingeniería celestial y del “mundo feliz”. Si la tecnología lo permite, ¿por qué no nos inducimos un estado de gozo constante? Los peros y las dudas son muchas, literatura y cine distópicos nos han familiarizado con plausibles fracasos de estas ideas.. pero me interesan esas cosquillas que siento cuando me encaro con ideas tan abiertas.

Desde un punto de vista más metafísico en cambio, algo me dice que eliminar el dolor puede hacer que jamás nos liberemos de nuestro ego. Pero quizás no haría falta: seguro que Pierce y compañía contemplan una medicina que elimine también el ego y haga que nos queramos todo el rato.. 💡

A saber entonces de qué hablarían mis canciones, desde luego ya no de buscar ese estado de felicidad constante e independiente de las circunstancias que es el derecho de nacimiento de todo ser humano, porque lo tendríamos incorporado en nuestros genes modificados.

¿Qué puedo hacer yo?

El caso es que iba a hacer de esto un simple post en redes sociales y aquí estoy hace dos horas escribiendo. Pero en las FAQ de la Web de BLTC (una de las iniciativas de lxs transhumanistas) hay una pregunta respondida que dice:

“¿Qué puedo hacer yo? Crea una página web exponiendo tu propia perspectiva.”

Teniendo en cuenta que para sobrevivir estamos constantemente generando sufrimiento, que incluso en el “primer mundo” estamos lejos de disfrutar de la vida, encadenados por miedos y deseos interminables, que no sabemos vivir pacificamente, nos peleamos constantemente con lxs vecinxs… iniciativas como estas me parecen perfectas para que nos enfoquemos hacia el problema real de la humanidad.

Aprender que el sufrimiento es eradicable hoy, y no solamente utilizando la tecnología que proponen los transhumanistas, sino con tecnologías que tienen miles de años de antigüedad, como la meditación, es importante. Empezar a actuar, cada unx a su manera para avanzar en ese sentido, es una prioridad.

¿Cual es la tu perspectiva sobre el transhumanismo?

Since the Cambrian explosion, pain and suffering have been inseparable from the existence of life on Earth. However, a major evolutionary transition is now in prospect. One species of social primate has evolved the capacity to master biotechnology, rewrite its own genetic source code, and abolish the molecular signature of experience below “hedonic zero” throughout the living world.

David Pearce

Más cosas para volverse locxs:

Compartir en: